ASESINATO EN EL SALÓN ACRISTALADO




Sobre la moqueta de su lujoso apartamento aparece el cadáver  del influyente editor de un diario de provincias. 

La apariencia de un sorprendente suicidio pronto da paso a la sospecha de un asesinato en cuya investigación se indagará en el pasado y el presente en busca de la clave de aquel crimen y el descubrimiento de su autor. 

En el camino se alumbrarán historias de ambición y de traiciones, de poder, corrupción, engaño y dominación, de amor y desamor.




I

Después de apurar de un solo trago el whisky que acababa de servirse, todavía tuvo tiempo de esbozar una sonrisa satisfecha y deleitarse en el regusto a madera y cerezas del licor, que esta vez le supo amargo. Una vez más le creían acorralado y se jactaban ufanos de haber logrado hincarle de rodillas. Cómo se equivocaban, pudo llegar a pensar en el preciso instante en que la angustia le estalló justo en la boca del estómago. Ahora no, masculló entre dientes, al sentir que sus piernas flaqueaban y se le helaban las sienes hasta el dolor. Al momento le estremeció un sudor frío y los párpados se le hicieron muy pesados, se contrajeron los brazos y el vaso se precipitó desde sus dedos temblorosos, incapaces ya de sujetarlo. Apenas cuatro minutos más tarde Emilio Herráiz yacía boca abajo con la cara aplastada sobre el suelo, las piernas entreabiertas y los brazos extendidos.

Si QUIERES leerla PUEDES bajarla aquí 

1 comentario: